Indices para valorar nuestra calidad de vida

La calidad de vida a menudo depende de la salud y de la atención sanitaria. Sin embargo, los profesionales de la salud, especialmente cuando establecen objetivos terapéuticos, pueden subestimar su importancia para los pacientes.

  • La manera en que la salud afecta la calidad de vida es variable y subjetiva. La calidad de vida relacionada con la salud tiene múltiples dimensiones, incluyendo las siguientes:
  • Ausencia de síntomas físicos angustiantes (p. ej., dolor, disnea, náuseas, estreñimiento)
  • Bienestar emocional (p. ej., felicidad, ausencia de ansiedad)
  • Estado funcional (p. ej., capacidad para realizar actividades de la vida diaria y funciones de orden superior, como actividades placenteras)
  • Calidad de las relaciones interpersonales cercanas (por ejemplo, con miembros de la familia, amigos)
  • Participación y disfrute de actividades sociales
  • Satisfacción con los aspectos médicos y financieros de los tratamientos
  • Sexualidad, imagen corporal e intimidad
  • Influencias

Algunos de los factores que influyen en la calidad de vida relacionada con la salud (por ejemplo, la institucionalización, la reducción de la esperanza de vida, el deterioro cognitivo, la discapacidad, el dolor crónico, el aislamiento social y el estado funcional) pueden ser obvios para los profesionales de la salud. Es posible que los profesionales tengan que preguntar por otros, especialmente por los determinantes sociales de la salud (es decir, las condiciones sociales, económicas y políticas que experimentan las personas desde el nacimiento hasta la muerte y los sistemas establecidos para prevenir la enfermedad y tratarla cuando se produce). Otros factores importantes incluyen la naturaleza y la calidad de las relaciones cercanas, las influencias culturales, la religión, los valores personales y las experiencias previas con el cuidado de la salud. Sin embargo, no se puede predecir necesariamente cómo afectan los factores a la calidad de vida, y algunos factores que no se pueden anticipar pueden tener efectos. Además, las perspectivas sobre la calidad de vida pueden cambiar. Por ejemplo, después de un accidente cerebrovascular que causó una discapacidad grave, los pacientes pueden elegir un tratamiento (p. ej., cirugía que salva vidas) para mantener una calidad de vida que habrían considerado deficiente o incluso inaceptable antes del accidente cerebrovascular.
Evaluación
Obstáculos a la evaluación

  • Evaluar las perspectivas de los pacientes sobre la calidad de vida puede ser difícil por las siguientes razones:
  • Esta evaluación no siempre se enseña o enfatiza lo suficiente en la educación médica tradicional.
  • La calidad de vida es subjetiva, por lo que los modelos de decisión no pueden aplicarse a pacientes individuales.
  • Evaluar las perspectivas del paciente sobre la calidad de vida lleva tiempo porque requiere una conversación seria entre el paciente y el profesional de la salud.

 

Método

La mejor manera de evaluar la calidad de vida es mediante una entrevista directa con los pacientes. Durante la evaluación, los profesionales deben tener cuidado de no revelar sus propios sesgos. Por lo general, es posible determinar las preferencias de un paciente; incluso los pacientes con demencia leve o deterioro cognitivo pueden dar a conocer sus preferencias cuando los médicos utilizan explicaciones y preguntas sencillas. Se recomienda que los miembros de la familia estén presentes cuando se discutan las preferencias de un paciente con deterioro cognitivo. Los instrumentos que miden la calidad de vida relacionada con la salud pueden ser útiles en los estudios de investigación para evaluar las tendencias del grupo, pero tienden a no ser útiles clínicamente para evaluar a pacientes individuales.

 

Para qué sirve y por qué es importante el Omega 3

Descubre los beneficios del Omega 3

Los ácidos grasos omega-3 son un tipo de grasa saludable y esencial, y ofrecen muchos beneficios para la salud.

El pescado graso es una excelente fuente dietética de omega-3. Las personas también pueden cumplir con el consumo recomendado de omega-3 comiendo alimentos de origen vegetal, incluyendo vegetales ricos en omega-3, nueces y semillas.

Existen tres tipos principales de ácidos grasos omega-3, que se denominan ALA, DHA y EPA.

Las fuentes vegetales, como las nueces y las semillas, son ricas en ALA, mientras que los peces, las algas y las algas pueden proporcionar ácidos grasos DHA y EPA. Es importante comer una variedad de fuentes de omega-3.

Los ácidos grasos omega-3 obtienen una buena cantidad de tiempo en la prensa y mucho respeto en este momento. ¿Pero sabes lo que son los omega-3? ¿Qué beneficios del omega-3 podrían convencerlo de añadir más pescado graso (o tal vez un suplemento) a su dieta? ¿Son los alimentos omega-3 realmente tan importantes cuando se trata de consumir una dieta rica en nutrientes? ¿Podría ser deficiente en estos ácidos grasos?

Para qué sirve y por qué es importante el Omega 3

En este artículo, enumeramos las mejores fuentes de ácidos grasos omega-3, incluyendo los suplementos de omega-3.
Fuentes de pescado de omega-3

El pescado graso y aceitoso es una excelente fuente de DHA y EPA, que son dos tipos clave de ácidos grasos omega-3.

Los siguientes tipos de pescado son algunas de las mejores fuentes de estos ácidos grasos. Para cada uno de los pescados de abajo, el tamaño de la porción es de 3 onzas (oz):
1. Caballa
Fuentes de omega-3 y grasas saludables
Los ácidos grasos omega-3 tienen muchos beneficios para la salud.

La caballa es un pescado pequeño y graso que la gente suele comer ahumado, a menudo para desayunar.

Una porción de caballa contiene:

0,59 g de DHA
0,43 g de EPA

¿Qué son los ácidos grasos omega-3?

Los omega-3 son un tipo específico de ácidos grasos poliinsaturados, lo que significa que contienen más de un doble enlace en su estructura química. El “3” se refiere al lugar de la estructura química en el que se produce la primera doble unión.

Su cuerpo es capaz de sintetizar ácidos grasos saturados, pero usted no tiene una enzima que le permita pegar un enlace doble en el lugar correcto para crear los omega-3 usted mismo.

Los cuatro omega-3 más comunes que se encuentran en los alimentos son ALA, EPA, ETA y DHA.

Junto con los omega-3, la caballa es rica en selenio y vitamina B-12.
2. Salmón

El salmón es uno de los tipos de pescado más populares y altamente nutritivos disponibles. Existen varias diferencias entre el salmón salvaje y el salmón de piscifactoría, incluyendo algunas variaciones en el contenido de omega-3.

Una porción de salmón de piscifactoría contiene:

1,24 g de DHA
0,59 g de EPA

Una porción de salmón salvaje contiene:

1,22 g de DHA
0,35 g de EPA

El salmón también contiene altos niveles de proteínas, magnesio, potasio, selenio y vitaminas del grupo B.

Para qué sirve y por qué es importante el Omega 3 Conozca más sobre las diferencias entre el salmón salvaje y el salmón de piscifactoría aquí.
3. Lubina

La lubina es un pez japonés muy popular.

Una porción de lubina contiene:

0,47 g de DHA
0,18 g de EPA

La lubina también proporciona proteínas y selenio.
4. Ostras

Las ostras son uno de los mariscos favoritos que los restaurantes suelen servir como aperitivo o tentempié. A diferencia de muchas otras fuentes de mariscos, las ostras contienen las tres clases principales de omega-3.

Una porción de ostras contiene:

0,14 g de ALA
0,23 g de DHA
0,30 g de EPA

Las ostras también son ricas en zinc y vitamina B-12.
5. Sardinas

Las sardinas son un pescado pequeño y grasoso que la gente puede comprar en latas y comer como aperitivo.

Una porción de sardinas en conserva contiene:

0,74 g de DHA
0,45 g de EPA

Las sardinas también son una buena fuente de selenio y vitaminas B-12 y D.
6. Camarones

La gente de todo el mundo come camarones como aperitivo y como componente de muchas comidas.

Una porción de camarones contiene:

0,12 g de DHA
0,12 g de EPA

Las gambas también son ricas en proteínas y potasio.
7. Trucha

La trucha arco iris es uno de los tipos de peces más populares y saludables.

Una porción de trucha contiene:

0,44 g de DHA
0,40 g de EPA

Además de los omega-3, la trucha es una buena fuente de proteínas, potasio y vitamina D.

Los omega-3 pueden mejorar la salud ocular

El DHA, un tipo de omega-3, es un componente estructural importante del cerebro y la retina del ojo (11).

Cuando no tienes suficiente DHA, pueden surgir problemas de visión (12, 13).

Curiosamente, obtener suficiente omega-3 se ha relacionado con un menor riesgo de degeneración macular, una de las principales causas mundiales de daño ocular permanente y ceguera (14, 15).

 

4 consejos para mejorar tu salud este verano

Mejora tu salud con pasos tan simples que apenas notarás el esfuerzo.

Sal afuera a hacer ejercicio

Escoje una actividad al aire libre, como ir de excursión, dar un paseo por la naturaleza, jugar con tus hijos, andar en bicicleta, patinar o nadar, para deshacerse de la sensación de estar encerrado en el gimnasio.

Y recuerda, la familia que juega junta, no sólo se lo pasa bien, sino que también es una excelente manera de crear lazos afectivos.

Cuida de tu vista

Para proteger tu visión en el trabajo y en los juegos, usa siempre gafas graduadas. Cuando estés al aire libre, puedes usar gafas de sol que bloqueen por lo menos el 99% de los rayos ultravioleta A y B. Las gafas de sol pueden ayudar a prevenir las cataratas, así como las arrugas alrededor de los ojos.

Y cuando practiques deportes o realices tareas como cortar el césped, use gafas protectoras. Pregúntale a tu oftalmólogo cuál es el mejor tipo; algunos son específicos para cada deporte.

Vacaciones

Mejora la salud de tu corazón: aprovecha el horario de verano usando tu tiempo de vacaciones para relajarte.

Las vacaciones tienen múltiples beneficios: Pueden ayudar a reducir la presión arterial, la frecuencia cardíaca y las hormonas del estrés, como el cortisol, que contribuye al ensanchamiento de la cintura y a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

Duerme y descansa bien

Resiste la tentación de levantarte más tarde durante los largos días de verano. En lugar de ello, presta atención a la buena higiene del sueño manteniendo la misma hora de acostarse y de levantarse y no bebiendo alcohol dentro de las tres horas siguientes a la hora de acostarse.

También es una buena idea evitar las siestas durante el día a menos que las tome todos los días a la misma hora y por el mismo tiempo.

Ocho maneras súper simples de mejorar tu salud este verano. Prueba una o pruébalas  todas. Son tan fáciles que ni siquiera sabrás que son… buenas para ti.

Ver en Telemedical

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar